Romántico, dulce, delicado y vintage. Estos son los adjetivos que mejor describen el estilo conocido en decoración como shabby chic («desgastado y elegante”).

Esta decoración surgió en las grandes casas de campo británicas burguesas y se distingue por mezclar muebles, textiles y objetos modernos y antiguos recurriendo a colores suaves en tonos pastel (rosa, verde menta, azul turquesa, gris, lavanda, beige…) combinados con el blanco.

Muebles envejecidos, pinturas decapadas, decoupage, flores y antigüedades son otros elementos comunes que podemos encontrar en las casas shabby chic.

Cocina línea Art Nouveau de Davinia, modelo Mignard

Lo que se pretende con esta decoración es dar un aire elegante y refinado, algo que cautivó a los modernos bohemios y los artesanos, dando lugar a un movimiento contra cultural durante la década de los ochenta, cuando la decoración cara y de calidad se puso de moda entre la clase media alta del Reino Unido.

Hoy en día, el shabby chic destaca por su estética femenina y por tratar de rememorar esa calidez, elegancia y autenticidad de las casas de campo de la Inglaterra victoriana.

Cocina shabby chic

Estas son las claves para disfrutar de este estilo decorativo tan romántico en nuestra cocina.

Predominio del blanco

Buscando la luminosidad en los campos de la nubosa Inglaterra, se eligió el blanco como color predominante en toda la casa, incluida la cocina.

La pintura decapada de los muebles de esta estancia ha de darles un aspecto envejecido, ya que esta es una de las características que mejor definen a este estilo decorativo de aire campestre.

Los tonos pastel acompañarán al blanco en muebles y textiles (de estampados preferiblemente floreados).

Materiales utilizados

No hay nada tan campestre y delicado al mismo tiempo como la madera envejecida y desgastada, un material que utilizaremos tanto en el mobiliario de la cocina como en la mesa y las sillas.

También podemos incorporar a la cocina elementos de forja (lámparas) o la porcelana en las vajillas.

Estética artesanal

Se imponen los muebles restaurados y los objetos rústicos de aire retro fabricados a mano. En tiendas de antigüedades y mercadillos podremos encontrar elementos para nuestra cocina shabby chic.

El protagonismo de los complementos

En una cocina shabby chic no pueden faltar los complementos, muchos complementos (demasiados para algunos).

Las flores, las lámparas de luz tenue, los relojes antiguos, los jarrones, las velas ni, por supuesto, los característicos juegos de té ingleses. Todo de estilo vintage, por supuesto.

En Davinia contamos con la colección de cocinas premium Art Nouveau, muy en línea con el estilo shabby chic. Si desean tener en sus casas una cocina con esta refinada estética, estaremos encantados de orientarles para cumplir con sus deseos. Les esperamos en nuestra exposición situada en el número 98 del Paseo de la Castellana (Madrid).

Davinia Decoración
Paseo de la Castellana, 98
Teléfono: 91 056 93 72
28046 Madrid
E-mail: info@davinia.es