Guía de iluminación para la cocina

La iluminación es una herramienta muy útil en el ámbito de la decoración. Jugando con ella podemos destacar elementos, ocultar otros, separar ambientes, aportar sensaciones… En definitiva, la iluminación no solo cumple con una función práctica, sino también estética y emocional. Por ese motivo, hoy queremos compartir una pequeña guía de iluminación para la cocina.

Guía de iluminación para la cocina: las 10 claves

En cualquier estancia de la casa siempre se va a aconsejar priorizar y maximizar la iluminación natural de la vivienda. Esto lo lograremos con algunos tips claves como emplear tonalidades claras, usar textiles translúcidos para las cortinas, jugar con elementos como los espejos para reflejar la luz…

Pero, más allá de eso, una buena iluminación artificial no solo es primordial por las horas de ausencia de luz natural, sino porque, en muchas estancias, por su orientación o distribución, se hace imprescindible durante todo el día.

La cocina, además, es una estancia donde no solo debemos valorar la parte más estética y funcional, sino también la seguridad. Y en ella contar con un entorno bien iluminado va a ser clave.

Dicho esto, es el momento de que comencemos esta pequeña guía de iluminación para la cocina, que vamos a resumir en 10 claves:

Instalación de diferentes puntos de luz

Independientemente del tamaño de la cocina, siempre existen áreas diferenciadas en su distribución: cocinado, trabajo, lavado, comedor… Por ese motivo, gracias a la distribución de puntos de luz vamos a conseguir dividir ambientes, ofrecer una buena luz a cada espacio y ser más eficientes.

Correcta distancia entre puntos de luz

Para los diferentes puntos de luz de techo (por ejemplo, focos de abertura amplia) se recomienda dejar un espacio entre ellos de al menos 70 cm.

Temperatura de color

En cuanto a la temperatura de color, deberíamos dar prioridad a la luz fría, ya que esta no modifica los colores y, por tanto, es ideal para el proceso de cocinado. Sin embargo, para la zona de comedor, se podría emplear una luz cálida.

Iluminancia

La iluminancia es la cantidad de luz que se expande en una estancia. Así, en una cocina lo ideal sería contar con una iluminancia mínima de 300 lux en los puntos de luz generales, y una iluminancia de 500-600 lux para los puntos de luz de las zonas de trabajo (luces debajo de los muebles superiores, luces dirigidas…).

Eficiencia lumínica

En cuanto a la eficiencia lumínica, es decir, la relación entre el flujo luminoso de una bombilla y su consumo, lo que siempre aconsejamos es el uso de bombillas LED y de bajo consumo, que son más caras en un inicio, pero suponen un ahorro económico y energético a la larga.

Iluminación de techo

Por lo general, es común la instalación de diferentes puntos de luz en el techo en forma de focos empotrados. Sin embargo, una de las tendencias que coge más peso es el uso de lámparas colgantes de diseño, que pasan a formar parte de la decoración y el estilo de la estancia, sobre todo para zonas como la mesa o encima de una isla de cocina.

Sombras y reflejos

A la hora de elaborar el diseño de la cocina, nuestros profesionales en interiorismo le podrán ayudar también a elegir la mejor distribución de la luz, para evitar crear sombras y reflejos molestos.

Luces bajo muebles

En Davinia les proporcionamos diferentes alternativas para la instalación de iluminación bajo el mobiliario, de forma que resulta mucho más práctico y seguro. Pero, además, también puede optar por instalar iluminación debajo de barras, mesas o zócalos, que servirá para destacar estructuras y crear ambiente.

Iluminación en armarios y cajones

También recomendamos la iluminación interior de cajones y armarios, para facilitar la búsqueda de utensilios o productos y fomentar así el orden y la organización.

Zonas de trabajo bien iluminadas

Tal y como comentábamos al principio, es muy importante contar con una buena iluminación en áreas específicas como el fregadero, la encimera donde vamos a manipular alimentos… Esto lo podemos conseguir, por ejemplo, con luces que se puedan redirigir, o con una iluminación debajo del mobiliario superior. En la zona de cocción, sin embargo, contaremos con la luz de la campana extractora.

Esperamos que esta guía de iluminación para la cocina les resulte útil. Y, por supuesto, tengan presente que siempre podrán contar con el asesoramiento de expertos en interiorismo y decoración en nuestra exposición de cocinas en Madrid, situada en Paseo de la Castellana, 98. Les esperamos.

Davinia es una empresa comprometida con el medio ambiente.

d
Sed ut perspiclatis unde olnis iste errorbe ccusantium lorem ipsum dolor
Abrir chat
Hola,
¿en qué podemos ayudarle?