Podría parecer que, una vez hemos elegido los azulejos, el suelo, el mobiliario y los electrodomésticos, ya hemos finalizado el proceso de diseño de nuestra cocina. Sin embargo, nos falta idear la que probablemente sea la mejor aliada de la decoración: la iluminación. Los usos y capacidades de la iluminación van mucho más allá que la de simplemente alumbrar: tiene una increíble capacidad para transmitir sensaciones y crear ambiente, influye en nuestro estado emocional, es un excelente recurso para destacar virtudes y ocultar defectos y es clave en cuando a funcionalidad se refiere. Por ese motivo, en el artículo de hoy vamos a definir algunos consejos sobre la iluminación de cocinas.   Conceptos básicos

d
Sed ut perspiclatis unde olnis iste errorbe ccusantium lorem ipsum dolor