Hace ya unos años empezamos a oír hablar del denominado ‘estilo nórdico’. Directamente desde el norte de Europa llegaban al mundo del diseño y de la decoración las claves de un concepto que, a día de hoy, sigue protagonizando portadas de revistas de decoración y marcando las directrices de muchas reformas y procesos de diseño. Salones, dormitorios y baños empezaron rápido a adoptar las cualidades nórdicas y, por supuesto, también lo hicieron las cocinas. A día de hoy, el estilo escandinavo sigue siendo máxima tendencia y, aunque ha ido evolucionando cada temporada y se ha ido alimentando de las tendencias que nacían año tras año, sigue manteniendo toda su esencia y

d
Sed ut perspiclatis unde olnis iste errorbe ccusantium lorem ipsum dolor