cocina moderna blanca

Cómo mejorar la eficiencia energética en la cocina

Mejorar la eficiencia energética en la cocina es una forma práctica de reducir costes y minimizar el impacto ambiental. Por eso hoy, desde Davinia -especialistas en mobiliario de cocina prémium- les ofrecemos una guía para cumplir este objetivo, un acto que no solo reducirá nuestra huella ambiental, sino que también podrá generarnos ahorros significativos a largo plazo.

Consejos para el ahorro energético

Electrodomésticos eficientes. Es una de las claves. Debemos considerar la elección de electrodomésticos que cuenten con calificaciones de eficiencia energética alta, como los etiquetados con triple A***. Estos consumen menos energía y funcionan de una manera más eficiente. Nuestro consejo es, además, comprar modelos que tengan funciones de apagado automático para evitar el desperdicio de energía cuando no se están utilizando.

Ajustar la temperatura. La gestión adecuada de la temperatura es esencial para ahorrar energía. Así, lo más conveniente es configurar la temperatura de la nevera y del congelador a niveles recomendados y óptimos para mantener los alimentos seguros sin desperdiciar electricidad.

Realizar una cocción eficiente. Es importante utilizar ollas y sartenes que se ajusten al tamaño de los fogones para aprovechar el calor al máximo posible. También es más recomendable utilizar utensilios de cocina de fondo grueso, que distribuyen el calor de manera uniforme y reducen el tiempo de cocción. Asimismo, reduciremos este tiempo y la pérdida de calor si tapamos los recipientas el cocinar (al cocinar con tapas reducimos el consumo de energía hasta en un 25%).

Hornos y microondas. Debemos utilizar el horno con moderación y aprovechando su capacidad al máximo. Al cocinar en lotes grandes o preparar varias comidas a la vez, ahorraremos tiempo y energía. Además, hay que utilizar el microondas para recalentar alimentos, puesto que es más eficiente que el horno.

Iluminación: luz natural y LED. La iluminación juega un papel crucial en la cocina. Conviene aprovechar la luz natural siempre que sea posible y sustituir las antiguas bombillas incandescentes por luces LED de bajo consumo, que son más duraderas y reducen significativamente el consumo de energía. Instalar sensores de movimiento o temporizadores para garantizar que las luces solo estén encendidas cuando las necesitamos es otra decisión inteligente.

Mantenimiento regular. Hay que limpiar regularmente los electrodomésticos, como la nevera, para asegurarnos de que funcionan con eficiencia. Revisar las juntas de las puertas para evitar fugas de aire frío y limpiar los filtros en campanas extractoras y sistemas de ventilación garantiza un flujo de aire eficiente y reduce la necesidad de usar la campana a máxima potencia. Asimismo, los sellos de la puerta del horno y de la nevera han de estar en buen estado para evitar fugas de calor.

Apagar los electrodomésticos en espera. Es importante apagar los electrodomésticos cuando no estén en uso puesto que la mayoría de los dispositivos consumen energía en modo de espera.

Utilizar el lavavajillas con sensatez. Siempre hay que llenar el lavavajillas por completo antes de usarlo y poner la función Eco si disponemos de ella. También podemos utilizar la función de secado al aire o abrir la puerta después del ciclo de lavado para que los platos se sequen de forma natural.

Reciclar y compostar. En nuestra mano está reducir los residuos y el consumo de energía al reciclar y compostar los desechos orgánicos.

Planificar las comidas. Si planificamos las comidas semanales evitaremos el desperdicio de alimentos y cocinaremos solo lo necesario.

Aislamiento y ventilación. Hay que asegurarse de que la cocina esté bien aislada y tenga una ventilación adecuada para evitar pérdidas innecesarias de calor o frío.

En resumen, mejorar la eficiencia energética en la cocina es un acto de responsabilidad ambiental. Con la elección cuidadosa de electrodomésticos, la gestión inteligente de la iluminación y la temperatura, el uso de tecnologías eficientes y la adopción de hábitos conscientes, no solo reduciremos el consumo de energía, sino que también disfrutaremos de una cocina más eficiente y sostenible, brindando un aporte valioso al bienestar del planeta… y de nuestra economía doméstica.

Esperamos que le hayan servido de ayuda estos consejos para mejorar la eficiencia energética en la cocina. Recuerde que puede encontrar nuestros showrooms en Madrid y Mallorca, donde estaremos encantados de atenderle para desarrollar el proyecto de su futura cocina. Puede contactar con nosotros desde aquí.

Davinia es una empresa comprometida con el medio ambiente.

d
Sed ut perspiclatis unde olnis iste errorbe ccusantium lorem ipsum dolor
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Abrir chat
Hola,
¿en qué podemos ayudarle?