Los abatidores de temperatura son máquinas que tienen la capacidad de congelar los alimentos en un tiempo récord, lo que consigue mantenerlos en un excelente estado en cuanto a sus texturas, aromas y propiedades alimenticias, además de suponer un más que eficaz aliado contra las bacterias.

 

 

Aunque hasta hace poco eran máquinas destinadas a la hostelería, cocinas industriales y cadenas de producción, actualmente están ocupando un lugar en los hogares por su gran utilidad y excelentes prestaciones.

En Davinia ofrecemos a nuestros clientes una amplia oferta de abatidores para que puedan encontrar el que mejor se adapte a sus gustos y necesidades. Nos encontramos en el número 98 del madrileño Paseo de la Castellana, frente a Nuevos Ministerios. En nuestras instalaciones ofrecemos una atención personalizada y profesional para guiar a los compradores en su futura compra de la mano de un experto.

 

¿Cómo consiguen los abatidores congelar rápidamente? 

En la lengua española, “abatir” significa “conseguir que algo descienda”. Esta es, precisamente, la función de los abatidores: hacer caer la temperatura de un alimento de forma rápida.

El secreto de los abatidores es que utilizan ventiladores que proporcionan aire frío al congelador para enfriar con mayor rapidez. Gracias a esto, podemos congelar alimentos a temperatura ambiente o incluso calientes, mientras que si hacemos esto en un congelador convencional, seguramente lo que consigamos sea aumentar la temperatura y, así, estropear otros productos que tenemos congelados.

 

 

¿Cuál es la diferencia entre un abatidor de temperatura y un congelador tradicional?

La gran ventaja de los abatidores de temperatura, es decir, de la congelación rápida, es que consigue enfriar directamente el núcleo de los alimentos (hielo intercelular), mientras que la congelación lenta crea hielo entre los espacios intercelulares y extracelulares entre las membranas, produciendo salidas de gases intracelulares. Dicho de otro modo, los congeladores tradicionales forman cristales de hielo grandes, que al aumentar de tamaño rompen los tejidos. Sin embargo, los abatidores crean cristales muy pequeños, lo que favorece la conservación con calidad de los alimentos.

¿En qué se traduce esto? En las siguientes ventajas:

– El abatidor es higiénico y sostenible porque combate la proliferación de las bacterias y reduce las sobras y deshechos.

– Aporta calidad porque evita que se formen macrocristales en los ingredientes, de tal manera que se conservan todas las cualidades y propiedades de los alimentos.

Nos ahorra tiempo y dinero porque podemos planificar las comidas semanales y prepararlas/conservarlas con antelación.

Además, el enfriamiento rápido también minimiza la pérdida de humedad que ocurre durante los períodos de enfriamiento y, de esta manera, minimiza la contracción.

 

Y recuerden que pueden visitarnos siempre que quieran para comentarnos todas las dudas que tengan. Estaremos encantados de atenderles.