Claves para diseñar cocinas más funcionales

Diseñar la cocina con ayuda de un profesional le permitirá, no solo sacar el máximo potencial creativo y estético de la misma, sino también su capacidad funcional. En Davinia podrá contar con el asesoramiento de diseñadores y decoradores que les ayudará a idear una cocina elegante, acogedora, práctica y con estilo. Porque lo importante es crear una cocina ‘para ser vivida’ y sacar su máximo potencial, y por eso hoy vamos a analizar algunas claves para diseñar cocinas más funcionales.

¿Cómo conseguir que una cocina sea más funcional?

Son muchos los aspectos que influirán en que el diseño y la instalación de una cocina sean más funcionales, pero hoy vamos a enfocarnos en tres direcciones clave: maximizar el espacio, agilizar el trabajo y facilitar el mantenimiento.

Maximizar el espacio

Tanto en cocinas grandes como en pequeñas, nuestra labor como diseñadores se basa en aprovechar todo su potencial, y el espacio es una de las claves. Por ese motivo, escoger el tipo de distribución del mobiliario será una de las primeras decisiones a tomar: cocinas en L, cocinas en U, cocinas con isla… El tamaño de la estancia, la forma de la misma y el tipo de uso que le vamos a dar serán los tres aspectos determinantes para escoger la distribución adecuada. Así, aquí le recordamos un artículo en el que profundizamos aun más sobre cómo elegir distribución.

https://www.davinia.es/distribucion-cocina-claves/

El siguiente paso para maximizar el espacio será el diseño de las zonas de almacenaje: cuántos cajones, qué tipo de armario, el tamaño de los mismos… ¿Y qué ocurre con los interiores? Pues que son igual o, incluso, más importantes, contar con clasificadores para armarios y cajones simplificará la tarea de mantener el orden y permitirá aprovechar mucho más su capacidad.

Cajón organizador interior

De esta forma, vamos a planificar la instalación de cajones de diferentes alturas, teniendo en cuenta lo que se va a almacenar en cada uno de ellos: 35 cm para ollas, 17 cm para cubiertos… Por su parte, en el caso de muebles en esquina, vamos a utilizar complementos giratorios que nos permitan maximizar el uso de toda la superficie.

Extraíble rinconero.

Agilizar el trabajo

Paralelamente a la planificación previa de las zonas de almacenaje podemos prever la organización de cada cajón y armario, es decir, dónde guardaremos cada elemento de la cocina, para poder así diseñar la distribución más funcional y eficiente. De esta forma podremos tomar decisiones prácticas que agilicen el trabajo en la cocina, como pueden ser:

  • Instalar el armario de las sartenes o una columna para especias cerca de la placa de cocina.
  • Colocar el armario de los desechos debajo de una zona de trabajo, ya que al cocinar es cuando más uso haremos del mismo.
  • Tener cerca del fregadero un espacio para los utensilios de limpieza…
  • Dedicar el mobiliario próximo al lavavajillas a guardar la mayoría de los utensilios de cocina, sobre todo los de uso diario (cubiertos, vasos, platos…).
  • Disponer de una zona de almacenaje próxima al espacio de trabajo en el que tener al alcance utensilios básicos de uso común como cuchillos, tablas de corte, cuencos, peladores…
Cajón para fregadero
Cajón separador de elementos

La iluminación es otra de las claves para diseñar cocinas más funcionales, sobre todo a la hora de agilizar y facilitar el trabajo y, por ello, vamos a tener en cuenta algunas de las claves que ya vimos en este artículo:

  • Escoger una luz fría, que no modifique los colores, para la zona de trabajo, así como una luz más cálida en el espacio del comedor, si es que se encuentra dentro de la propia cocina.
  • Iluminancia mínima de 300 lux para la luz general. En las zonas de trabajo podemos ayudarnos de diferentes puntos de luz para alcanzar los 500-600 lux.
  • Bombillas LED para una iluminación más eficiente.

Por su parte, al hablar de una cocina funcional a la hora de trabajar en ella hay que volver a mencionar la distribución y, en concreto, el ‘triángulo de trabajo’, que nos propone cuestiones como:

  • Las tres zonas (cocción, lavado y almacenaje (deben encontrarse a una distancia entre 1,2 y 2,5 metros.
  • La suma total de la distancia entre las tres no debe ser menor a 4 metros ni mayor a los 8 metros.
  • Evitaremos tener obstáculos entre ellas como, por ejemplo, una barra o península.

Facilitar el mantenimiento

Un mantenimiento fácil y ágil es importante a la hora de contar con cocinas funcionales. Así, en este sentido, el principal factor a valorar es la elección de los materiales, sobre todo en dos elementos claves: la encimera y el suelo. Así, en Davinia trabajamos siempre con primeras marcas y materiales que se adapten a las necesidades de nuestros clientes, por lo que le aconsejaremos siempre entre las diferentes opciones. Pero, en cualquier caso, desde un punto de vista funcional, podríamos destacar las siguientes opciones:

  • En el caso de las encimeras, uno de los materiales más recomendados desde el punto de vista funcional es el porcelánico, que ofrece una gran resistencia al agua, a los golpes, al calor…
  • En el caso del suelo debemos buscar un material resistente, antideslizante, no poroso… Así, volvemos a destacar los suelos porcelánicos y cerámicos, que se limpian muy fácilmente, no se rayan y son impermeables.

Esperamos que estas claves para diseñar cocinas más funcionales le hayan resultado de ayuda. No olvide que en Davinia estaremos encantados de atenderle en nuestras exposiciones de cocinas, armarios y vestidores en Madrid, situadas en Paseo de la Castellana 98, y en Mallorca, Carrer de la Mar Mediterrània, 35, Calvià. ¡Le esperamos!

Davinia es una empresa comprometida con el medio ambiente.

Publicar comentario

d
Sed ut perspiclatis unde olnis iste errorbe ccusantium lorem ipsum dolor
Abrir chat
Hola,
¿en qué podemos ayudarle?