El contraste del blanco y el negro es la clave para este diseño de cocina que, aunque sencilla, está llena de detalles. Se trata de un proyecto de Ruiz Orfila Arquitectos, en la que debemos destacar, antes de nada, el uso de la encimera marca Silestone modelo Marquina, de la serie Eternal. Una superficie de impoluto negro y vetas blancas brillantes que captan toda nuestra atención. 

 

Entre el resto de detalles mencionados que hacen especial este diseño de cocina premium es el uso de zócalos negros (así como el marco de la puerta), península a diferente altura, revestimiento en tonos platas y bronces en la zona de la campana y techo en color teja.

 

Una distinguida y sofisticada cocina abierta al salón y con una distribución en U, que consigue crear una estancia amplia, funcional y muy luminosa.

d
Sed ut perspiclatis unde olnis iste errorbe ccusantium lorem ipsum dolor